El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
ASTRONOMIA
ASTROLOGIA
HOROSCOPO
MOVILES-SMS
VIDENTES
LOS MAYAS
NOSTRADAMUS
TAROT
 
GEOGRAFIA
HISTORIA
SOCIEDAD
ESTRUCTURA
CULTURA
ARTE
MATEMATICAS
COSAS INTERESANTES
 
 
 
 

 


LOS MAYAS

 

SIMBOLO MAYA

Los mayas eran un pueblo que se ubicaba geográficamente en poco territorio del sur de México, Guatemala y otras pequeñas partes de América Central. Es especialmente importante su presencia e influencia en los territorios de las actuales Guatemala y Belice, con una rica historia de unos 3.000 años. Los antiguos mayas fueron una de las culturas mesoamericanas precolombinas. Contrariamente a la creencia popular, el pueblo maya nunca "desapareció". Millones de sus descendientes aún viven en la región, y muchos de ellos aún hablan alguno de los idiomas de la familia mayense. La obra del Rabinal Achí es una muestra de ello.

Lo que sí desapareció fue el esplendor de la civilización maya siglos antes de la llegada de los primeros españoles. La Conquista española se consumó en 1697 con la toma de Tayasal, capital de los Maya Itzá y Zacpetén, capital de los Maya Ko'woj en el Petén (actual Guatemala).

El último estado maya desapareció cuando México ocupó en 1901 su capital Chan Santa Cruz dando así fin a la Guerra de Castas.

Los mayas construyeron grandes templos desde el Pre Clásico medio y grandes ciudades como Nakbé, El Mirador, San Bartolo, Cival, localizadas en la Cuenca del Mirador, en el Norte del Petén, y durante el Clásico, las conocidas ciudades de Tikal, Quiriguá, (ambas las primeras en ser declacradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1979 y 1981 respectivamente) Palenque, Copán, Río Azul, Calakmul, así como Ceibal, Cancuén, Machaquilá, Dos Pilas, Uaxactún, Altún Ha, Piedras Negras, y muchos otros sitios en el área. No desarrollaron un imperio, sino una cultura fruto de su organización en ciudades-estado independientes cuya base era la agricultura y el comercio.

 

TEMPLO MAYA

 

Los monumentos más notables son las pirámides que construyeron en sus centros religiosos, junto a los palacios de sus gobernantes y los palacios, lugares de gobierno y residencia de los nobles, siendo el mayor encontrado hasta ahora el de Cancuén, en el sur del Petén, muchas de sus estructuras estaban decoradas con pinturas murales y adornos de estuco. Otros restos arqueológicos importantes incluyen las losas de piedra tallada usualmente llamadas estelas (los mayas las llamaban Tetún, o “tres piedras”), que describen a los gobernantes junto a textos jeroglíficos que describen sus genealogías, victorias militares, y otros logros. La cerámica Maya está catalogada como de las más variadas, finas y elaboradas del mundo antiguo.

Los mayas participaban en el comercio a larga distancia en Mesoamérica, y posiblemente más allá. Entre los bienes de comercio estaban el Jade, el cacao,el maíz, la sal y la obsidiana.

 
     
 
   
 
 
 
 
   
       

 

>