El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

ORIGEN DEL REIKI

EL REIKI, según las ultimas investigaciones, tiene su origen en una antigua técnica de sanación japonesa, el Rei-Jyutsu, técnica adaptada el siglo pasado por su creador el Dr. Usui. Como ocurre con muchos personajes que dejan un importante legado a la humanidad, la historia del maestro Mikao Usui es muy controvertida y ha estado prácticamente oculta hasta que, hace pocos años, se iniciaran investigaciones serias sobre su vida.
Se sabía, por una parte, que este maestro había estudiado desde pequeño KiKo, una forma japonesa de arte marcial chino llamado Chi-Kung y que, durante las prácticas, había comprobado que podía cargarse con la energía que obtenía del ambiente pero que, una vez usada, se sentía tremendamente vacío.
Este vacío, consecuencia de aquella práctica, llevó al maestro Mikao Usui a dedicarse prácticamente toda su vida a la búsqueda de una respuesta. La historia sobre el origen del reiki que se aceptó en Occidente hasta la pasada década, fue difundida por la introductora de este arte en Estados unidos de América, la señora Hawayo Takata.

HISTORIA DE MIKAO USUI
mikao usui

LO ESENCIAL de la historia de Mikao Usui, según la versión de la sra.Takata, se puede resumir en líneas generales como sigue:
«Mikao Usui dirigía un seminario cristiano y, cierto día, uno de los alumnos le hizo una pregunta: `¿Por qué nunca se había dado explicación alguna a los métodos de sonoción utilizados por Jesucristo?" Esa simple interrogación, unida a su preocupación por el vacío que sentía tras las prácticas de KiKo, le llevó a renunciar a la cátedra para dedicarse exclusivamente a la investigación de un asunto tan apasionante. Para ello, viajó a Estados Unidos e hizo un doctorado en teología en la Universidad de Chicago.
Lamentablemente, ni en las Sagradas Escrituras ni en los textos religiosos chinos encontró la respuesta; por ello se dirigió al norte de India dispuesto a estudiar el legado budista e hinduista.
De regreso a Japón, y contando con un completo dominio del sánscrito, se dedicó al estudio de viejos sutras budistas y allí encontró algunas fórmulas que, en principio, podían contener la respuesta que durante tantos años había perseguido.
La meditación y la concentración se presentaron como la mejor vía para comprender lo que antiguos maestros habían enseñado, razón por la que se dirigió al monte Kurama de Kyoto para elevar su nivel de conciencia por medio del ayuno y de las prácticas espirituales. Cuando llegó al lugar elegido en la montaña, colocó en el suelo, frente a sí, 21 piedras blancas que constituían una suerte de calendario. Cada día sacaba una del grupo y la arrojaba lejos y, de sol a sol, cantaba, meditaba y leía los sutras.
Quedaba una sola piedra blanca en el suelo y estaba a punto de amanecer cuando, de repente, apareció una «Luz» intensa que, ganando velocidad, le impactó en la frente. Según cuenta Hawayo Takata, el Dr. Usui pensó que su fin había llegado, pero de pronto percibió millones de burbujas de colores y, en medio de una potente luz blanca, se le aparecieron los símbolos sánscritos envueltos en un resplandor dorado.
A partir de ese momento, comenzó a hacer curaciones milagrosas. Durante el descenso se lastimó un pie pero fue suficiente tomarlo entre sus manos para que el dolor desapareciera.
Pudo comer copiosamente tras 21 días de ayuno sin que ello le creara el menor malestar y, además, curó a la hija del posadero de un dolor de muelas que sufría desde hacía días, con sólo colocar sus manos sobre la cara hinchada de la muchacha.»
La historia es muy bonita, pero está muy lejos de ser cierta. Dos maestros occidentales que estuvieron investigando en Japón,William Lee Rand y FrankArjava Peter, autor de Fuego reiki, desmienten sus puntos esenciales y con muchísimos argumentos de peso. El primero no sólo asegura que el Dr. Usui jamás ha estado en la Universidad de Chicago sino que tampoco ha sido cristiano y, mucho menos, doctor en teología.
A esto, aquellos que se han formado con maestros que descienden de la línea de Takata, han argumentado que, en realidad, la maestra dijo que Usui era cristiano como metáfora, para adaptar a la mente americana las enseñanzas de Usui.
Sin embargo es evidente que para conseguir tal objetivo no es imprescindible inventarse un doctorado en teología: eso constituye, sencillamente, una impostura. Otro de los datos obtenidos es que Usui perteneció a un grupo espiritualista llamado «Re¡ Jyutsu Ka», que tenía su asentamiento en el monte Kurama.Allí, los monjes suelen reunirse y llenar de energía a quienes se presenten a sus prácticas.
Todo esto, que podría parecer un cotilleo de salón, tiene una importancia fundamental para quien se interese por el reiki ya que, como se verá más adelante, con una técnica muy alejada de las fuentes originales se ha establecido en Occidente un suculento negocio.
Por lo visto, las energías universales, que son de todos, han sido monopolizadas por un amplio grupo de personas que obtienen beneficios con el trabajo de introducir a otras en el mercado espiritual. De ahí que muchos maestros recomienden que, en lugar de pasar consulta, lo mejor que puede hacerse es iniciar nuevas personas.
Sí es verdad que el Dr. Mikao Usui entrenó a muchos maestros para que aplicaran su sistema y una buena cantidad de ellos, a su vez, introdujeron modificaciones creando nuevas técnicas. Hoy, en Japón y en Occidente, hay muchas líneas de reiki diferentes, pero la escuela fundada por Usui, llamada Usui reiki Ryoho Gakkai, sigue aún en pie aunque no da información a quienes no sean parte de su alumnado.
 

HAWAYO TAKATAS
hawayo takatas

EL REIKI llegó a Occidente, concretamente a Hawai (Estados Unidos) de la mano de una maestra llamada Hawayo Takata. Ella lo había aprendido de Chujiro Hayashi, de quien decía que había sido un alumno especial de Mikao Usui.
A pesar de que la maestra hawaiana insistiera en que el reiki en Japón había desaparecido y que el único gran maestro iniciado por Usui era Hayashi (su maestro), gracias a las investigaciones de FrankArjava Peter hoy se sabe que Mikao Usui entrenó a muchos alumnos de los cuales, Hayashi fue tan solo uno más.
Éste, a su vez, dejó en Japón a 13 alumnos suyos que realizaron modificaciones en el método pero que siguen más de cerca las enseñanzas de Usui.
Otra de las afirmaciones de Hawayo Takata fue que el reiki sólo fue transmitido oralmente, pero hoy se sabe que tanto el maestro Usui como Hayashi entregaban manuales a sus alumnos en los que se mostraban los símbolos, las posiciones de las manos y se explicaban los procedimientos.Asimismo se puede asegurar que ni Hayashi ni Usui cobraban, por lo que es falso que en el reiki sea necesario el pago, como lo pregonan tantos maestros occidentales.
A pesar de lo que haya ocurrido con el reiki en Occidente, éste es un sistema de sanación que funciona, pero de ningún modo lo hace tal y como pregonan muchos maestros, que aseguran abrir a sus discípulos los cuatro chakras inferiores en una mañana, entre partido de tenis y almuerzo con amigos, sin ningún esfuerzo por parte del alumno, sin que previamente haya que hacer una meditación profunda, sin tener noción de lo que es la concentración y, en suma, sin otra cosa que no sea el previo pago al maestro para que nos sintonice.
Eso, obviamente, no es reiki sino negocio y es de este tipo de maestros de quienes hay que cuidarse ya que todo lo que enseñan no tiene nada que ver con el camino espiritual propuesto por Usui.
Los hindúes, que son quienes han descubierto los chakras, quienes más han trabajado con ellos, quienes tienen literatura de siglos hablando del tema, antes de abrir el primer chakra deben purificar exhaustivamente el cuerpo, la mente y las emociones; deben meditar, orar y concentrarse.
Sólo así lo consiguen. Por ello resulta curioso que un budista como Usui lo hiciera con tres pases de magia. Como se verá más adelante, las cosas no eran así en Japón.
 





<SIGUIENTE >
< - 1 / 3 - >
 
   
 
 
 
 
>