El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

64.- WE I CHI / ANTES DE COMPLETAR

 

antes de completar

 

Li Lo Oscilante, Llama.
K'an El Abismo, Agua.
Este hexagrama indica una época de transición del des­orden al orden que todavía: no se completa. El cam­bio está preparado, pero aún las cosas no ocupan su lugar. Este hexagrama presenta un paralelo con la pri­mavera que saca de la estagnación del otoño a la fruc­tífera temporada del verano.

 

EL JUICIO:
 
"Antes de completar. Exito. Pero el pequeño zorro, antes de completar el cruce, mete su cola al agua y allí nada le resultará provechoso". Las condiciones son difíciles. La tarea es grande y llena de responsabili­dades. No es fácil sacar al mundo de la confusión y el desorden. Pero es una tarea que promete éxito, ya que su meta es unir a las fuerzas por ahora dispersas en diferentes direcciones.
Al comienzo, sin embargo, hay que moverse cautelosamente como un zorro joven que cruza sobre el hielo. Sus oídos están permanente­mente alertas a los crujidos del hielo y con todo cui­dado busca los lugares seguros. Un zorro joven, sin experiencia suficiente, puede lanzarse en una carrera alocada y mojar su cola cuando atraviesa, el agua. En ese caso todos sus esfuerzos habrán sido en vano. En épocas como la presente, de liberación y cautela, son requisitos indispensables pata el éxito.

 

LA IMAGEN: .
"Fuego sobre el agua. La imagen de las condiciones antes de la transición. El hombre superior es cuidado­so en diferenciar las cosas y cada uno encuentra su lu­gar".
Cuando hay fuego, que por su naturaleza se ele­va, y agua, que: tiende a descender sus efectos son opuestos. Si deseamos lograr algo debemos primero investigar la naturaleza de las fuerzas en cuestión y asignarles el lugar apropiado. Si podernos obligarlas a mantenerse en el lugar correcto obtendremos el efec­to deseado y se acabará la tarea de completar. Pero para manejar apropiadamente las fuerzas eternas debe­mos comenzar por situarnos apropiadamente nosotros para trabajar correctamente.

 

LAS LINEAS:
Seis en la base significa: "Mete su cola en el agua. Humillación".
En tiempos de desorden hay tentación de avanzar lo más rápidamente posible para lograr resultados tangibles. Pero este entusiasmo sólo conduce al fracaso y la humillación si no ha llegado el momen­to apropiado. Solamente desperdiciamos nuestras po­sibilidades.
Nueve en el segundo lugar significa: "Frena sus ruedas. La perseverancia trae buena fortuna".
Todavía no ha llegado el tiempo para actuar. La paciencia necesa­ria no es sólo una espera vacía. Mantenerse quieto in­definidamente no puede llevar al éxito. El hombre debe desarrollar la fueras para seguir adelante. Debe tener un vehículo para la travesía. La paciencia en el más alto sentido significa aplicar fuertemente los frenos. No debe dormirse y dejar de pensar en la meta. Pero basta con que se mantenga inconmovible y fuer­te en su resolución para que finalmente todo marche bien.
Seis en el tercer lugar significa: "Antes de completar el ataque trae desgracia. Puede ser provechoso cru­zar la gran corriente".
La época de transición llega pe­ro todavía no tenemos las fuerzas necesarias para completarla. Sí tratamos de forjarla podemos acarrear el desastre, el colapso será inevitable. ¿Qué hacer? Hay que crear una nueva situación, logrando las energías de ayudantes capaces y en su compañía daremos el pa­so decisivo -cruzar la gran corriente-. Así será po­sible la completud.
Nueve en el cuarto lugar significa: "La perseverancia trae buena fortuna. Los remordimientos desapare­cen. Combatamos para disciplinar el país del Demo­nio. Por tres años se mantiene vigilados grandes rei­nos".
Ahora es la época de la lucha. La transición tie­ne que completarse. Debemos hacer firmes resolucio­nes, que traen buena fortuna. Toda duda debe ser silenciada. Se trata de una fiera batalla para dominar el país del Demonio, las fuerzas de la decadencia. La lucha también tiene sus pausas. Se trata de la época de fundar el poder y dominio para el futuro.
Seis en el quinto lugar significa: “Perseverancia trae buena fortuna. Sin remordimientos. La luz de un hombre superior es la verdad. Buena fortuna".
La vic­toria fue ganada. Todo va bien. Se superaron las difi­cultades El éxito justifica los daños sufridos. La luz de una personalidad superior ilumina y hace sentir su influencia a su alrededor. Llegan nuevos tiempos y con ellos buena fortuna. Y tal como la belleza de los rayos del sol se duplica después de la lluvia, o un bosque reverdece más potente después de haber sido arrasado por el fuego, la nueva era aparece más gloriosa en con­traste copla miseria recién pasada.
Nueve en la cima significa: "Están bebiendo vino en genuina confianza. Sin reproches. Pero si uno mo­ja su cabeza la perderá; en verdad".
Antes de comple­tar, en la alborada de los nuevos tiempos, los amigos departen en una atmósfera de mutua confianza y el tiempo de espera se pasa en la convivencia. Mientras la nueva era no esté al umbral, no hay error en ello. Pero hay que ser cuidadoso en mantener los límites. Si en su exuberancia un hombre se emborracha, desprecia lo favorable de la situación a causa de su in­temperancia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
>