El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

61.- CHUNG FU / LA PROPIA VERDAD

 

la propia verdad

 

Sun Lo Suave, Viento
Tui Lo Gozoso, Lago.
El viento sopla sobre el lago y ondea su superficie. Los efectos visibles de lo invisible se manifiestan por sí mismos. Indica un corazón libre de prejuicios y abier­to a la verdad. Los atributos de los trigramas son: arriba, gentileza, tolerancia para con los inferiores. Abajo, alegría, gozo en obedecer a los superiores. Es­tas condiciones crean las bases para la mutua confianza que hace posibles, las realizaciones. El hexagrarna pin­ta un pájaro. Sugiere la idea de incubación. El pájaro puso un huevo y el poder que da la luz debe sacar­lo al exterior; debe eso si, existir un germen de vi­da dentro para ser despertado.

 

EL JUICIO:
"La propia verdad. Cerdos y peces. Buena fortuna. Será provechoso cruzar la gran corriente”.
Cerdos y peces son los menos inteligentes de todos los animales de la creación, los más difíciles de influir. La fuerza de la propia verdad puede crecer indefinidamente pa­ra extenderse a todas las criaturas. Tratando con per­sonas tan difíciles de influir como cerdos y peces el secreto del éxito reside en encontrar la manera correcta de aproximarse a ellos. En primer lugar hay que liberarse de todo prejuicio y prácticamente dejar que la psiquis de la otra persona entre en nosotros sin restricciones. Sólo así podremos entrar en contacto con ellos, y ganar poder sobre ellos. Cuando una puerta ha sido abierta la fuerza de la propia personalidad puede influirlos. De esta manera no se encuentran obstáculos insuperables y se pueden emprender las cosas más peligrosas, como cruzar la gran corriente, y triunfar. Es importante entender cuánto depende de la fuerza de la propia verdad. Esta fuerza no es igual a la intimidad o a un lazo secreto. Incluso entre los ladrones pueden existir lazos secretos. Actúa como la fuerza de unión, pero no es un lazo invencible y no acarrea 'buena fortuna. Toda asociación basada en un interés común puede cesar en cualquier momento, en cuanto termine la comunidad de intereses y la más íntima amistad puede tomarse odio. Sólo cuando los lazos se basan en lo correcto pueden superar firmemente todos los obstáculos.

 

LA IMAGEN:
"Viento sobre el lago: la imagen de la propia verdad. El hombre superior discute el caso criminal para retardar las ejecuciones".
El viento ondea el agua penetrando en ella. El hombre superior cuando está obligado a juzgar los errores del hombre procura penetrar en sus mentes para entenderlos para poder apreciar con simpatía las circunstancias. En la antigua China toda la administración de justicia estaba guiada por ese principio. Una profunda comprensión de que con­sideraba el perdón como la más alta forma de justi­cia. El sistema tenía éxito fundamental por la fuerte impresión moral que provocaba en la gente que prefería no abusar de tanta bondad. Porque sabía que emanaba no de la debilidad sino de un superior sen­tido moral.

 

LAS LINEAS:
Nueve en la base significa: "Estar preparado trae bue­na fortuna. Si hay designios secretos, inquietud".
La fuerza de la propia verdad depende fundamentalmente de su preparación y estabilidad. De este estado men­tal parte la actitud correcta hacia el resto del mundo, pero si un hombre trata de cultivar relaciones secretas de cualquier especie se verá privado de su propia independencia. Necesitará cada vez más el apoyo de los otros, se tornará más ansioso y los lazos secretos lo en­trabarán. Por este camino perderá la propia fuerza y la propia verdad.
Nueve en el segundo lugar significa: "Una grulla llamando en la oscuridad. Su cría le contesta. Tengo una buena copa. Me gustaría compartirla contigo”.
Se refiere a la influencia involuntaria de un hombre so­bre personas con quienes está emparentado espiritual­mente. La grulla no necesita mostrarse en lo alto de un cerro. Puede permanecer oculta cuando su voz lla­ma; su cría puede oírla, reconocerla y responderle. Cuándo nuestro espíritu está alegre llega un camarada para compartir un vaso de vino. Es el eco que despier­ta en el hombre atracción espiritual. Cada vez que se proclama un sentimiento con verdad y franqueza, cuan­do se expresa claramente un sentimiento, hay una misteriosa influencia recíproca. Pero el círculo se ensan­cha y ensancha. La ruta para la influencia reside en nuestro propio ser cada vez que la damos una expresión vigorosa el efecto es grande. Sólo la intención de­liberada de producir determinado efecto puede destruir las posibilidades.
Seis en el tercer lugar significa: "Encuentra un camarada. Ahora golpea el tambor, ahora para. Ahora solloza, ahora canta".
La fuerza del hombre no reside aquí en sí mismo sino en sus relaciones con los demás. No importa cuan estrechas sean, si su centro de grave­dad depende de ellos, inevitablemente oscilará entre la alegría y la pena. Regocijándose hasta el cielo, sufriendo hasta la muerte, es el destino de quienes de­penden de las personas a quienes aman. Simplemente se trata de establecer un hecho. Bajo estas condiciones puede sentirse la aflicción o la suprema felicidad del amor, esto hay que dejarlo al veredicto subjetivo de la persona a quien concierne.
Seis en el cuarto lugar significa: "La luna casi llena. Los caballos extravían el camino. Sin reproches”.
La intensidad del poder de la propia verdad puede llevar a un hombre a tomarse en superior, a superar al hom­bre de quien recibió primero luz. Esto requiere cier­ta humildad, como la luna que aún no aparece totalmente llena. En el momento que alcanza su apogeo v se pone directamente al sol comienza a decrecer. Jus­to como cuando por una parte se es humilde y reve­rente con quien constituye la fuente de luz. Hay que seguir el propio camino, aunque a veces nos extraviemos como el tiro de caballos, pero es la única manera de mantener la propia libertad que ayuda a la integridad.
Nueve en el quinto lugar significa: "Posee la verdad, con la que marcha unido. Sin reproches".
Describe a un gobernante que aúna todos los elementos por el poder de su personalidad. Sólo cuando la fuerza de su carácter es tan amplia que puede influir a todo lo que se encuentra sometido a él, es lo que necesita ser. El poder de la sugestión debe emanar del gobernante. Así atina a sus adherentes. Sin esta fuerza central toda vanidad externa culminará en la decepción y se vendrá abajo en el momento decisivo.
Nueve en la cima significa: "El canto del galo pe­netra al cielo. La perseverancia trae desgracia".
El ga­llo es dependiente. Cacarea al amanecer. Pero no pue­de volar al cielo. Sólo cacarea. Un hombre no debe contar, con las meras palabras para despertar la fe. Puede triunfar aquí o allá, pero si persiste en ello acarreará malas consecuencias.

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
>