El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

3.- CHUNG / DIFICULTADES INICIALES

 

dificultades iniciales

 

K´an Él abismo, Agua.
Chhen El movimiento, Trueno.
El nombre del hexagrama en realidad se refiere a una brizna de pasto empujando contra un obstáculo para salir de la tierra, de aquí el significado de "dificulta­des iniciales". El hexagrama indica la manera en que el cielo y la tierra se dan para los seres humanos. Es su primer encuentro, acosado de dificultades.

 

JUICIO:
"Dificultades al comenzar llevan al mejor de los éxi­tos, yendo a través de la Perseverancia. Nada debe ser emprendido sin encontrar los auxilios primero".
El tiempo del crecimiento plantea muchas dificultades. Se parece a un nacimiento. Las dificultades provienen de las muchas cosas que buscan su forma. Todo está en movimiento; cualquiera que persevere tiene la ex­pectativa de un gran éxito, a pesar del peligro existen­te. Debe tomar precauciones; cualquier movimiento prematuro puede conducirlo al desastre, Es muy im­portante no permanecer solo; para superar el caos ne­cesitará auxiliares. Tampoco debe mirar pasivamente lo que sucede, sino participar con inspiración y como guía.

 

LA IMAGEN:
"Nubes v trueno: la imagen de las dificultades iniciales. El hombre superior trae orden a la con­fusión".
El hombre superior debe organizar la profu­sión dispersa de estos tiempos iniciales, tal como se desenreda la seda del gusano para ordenarla en ma­dejas. Hay que ser capaz al mismo tiempo de unir y separar.

 

LAS LINEAS:
Nueve en la base significa: "Vacilación y obstáculos. Se Puede avanzar a través de la Perseverancia. Hay que buscar ayuda".
Si una persona se encuentra en una disyuntiva al iniciar una empresa, no debe forzar el avance sino esperar y reflexionar. Nadie puede echarlo fuera de su camino; debe perseverar y mante­ner constantemente su meta presente. Es importante buscar los asistentes correctos, pero sólo podrá encon­trarlos si desecha la arrogancia y se asocia con sus compañeros con espíritu de humildad. Sólo cuando lo­gre cautivar a aquellos de quienes requiere ayuda podrá combatir las dificultades.
Seis en el segundo lugar significa: "Las dificultades se acumulan. El caballo y el carro parten. No es un ladrón; quiere seducirla con el transcurso del tiempo. La doncella es casta. No quiere comprometerse. Diez años -entonces se compromete".
Cada uno se en­cuentra a sí mismo a través de las dificultades y los contratiempos. Cuando aparece alguien con auxilio (caballo y carro) primero se le mira con desconfianza, como a un ladrón. Gradualmente se comprende que no trae malas intenciones y que sólo quiere ser amis­toso y ofrecer ayuda. Esta no se acepta, porque toda­vía no es el momento apropiado. Diez años, todo un ciclo para que retornen 'las condiciones normales y puede unirse el esfuerzo con el del amigo. Usando la imagen de una muchacha que permanece fiel a su amado aunque enfrente graves conflictos, surge el consejo del hexagrama. En los tiempos de dificultades no hay que asumir compromisos que nos puedan atar.
Seis en el tercer lugar significa: "Quien quiera cazar al venado sin el guardabosque sólo pierde su camino en el bosque. El hombre superior entiende los signos del tiempo y prefiere desistir. Seguir adelante lleva a la humillación”.
Cuando alguien se encuentra en difi­cultades no debe tratar de abordarlas solo y sin guía. El destino no puede ser engañado; los esfuerzos pre­maturos sin la guía necesaria terminan en el fracaso y la desgracia. El hombre superior, que distingue los indicios de los acontecimientos por venir prefiere re­nunciar a provocar el fracaso y la humillación al tra­tar de forzar su consecución.
Seis en el cuarto lugar significa: "El caballo y el ca­rro parten. Procurar la unión. Ir trae buena fortuna de cualquier manera que se actúe".
Estamos en una situación en que nuestro deber es actuar. Hay que co­ger las conexiones que se ofrecen. Ni el falso orgullo ni la falsa reserva deben retener 'nuestros pasos. Con­decirse a dar el primer paso, lo que siempre envuel­ve cierto grado de sacrificio, es un signo de juicio. Aceptar ayuda en una situación difícil no es una des­gracia. Si se encuentra la ayuda apropiada, todo va bien.
Nueve en el quinto lugar significa: "Las dificultades hieren. Un poquito de perseverancia trae buena fortu­na. Demasiada perseverancia acarrea mala suerte".
Un individuo se encuentra en una posición en que no puede expresar sus buenas intenciones ya que re­cién están tomando forma y tratando de hacerse en­tender. La otra gente se interpone y distorsiona todo lo que hace. Debe ser cauteloso e ir paso a paso. No debe tratar de forzar la consumación de una gran empresa, ya que el éxito sólo es posible cuando se cuenta con la confianza general. Sólo a través de la confianza en sí mismo y el trabajo concienzudo pue­den destruirse los obstáculos, la situación se aclara gradualmente y los obstáculos desaparecen.
Seis en la cúspide significa: "El caballo y el ca­rro parten. Manan regueros de sangré".
Las dificul­tades iniciales son excesivas para algunas personas. Las paralizan y nunca encuentran su camino. Se li­mitan a apretarse las manos y abandonar. Tal resig­nación es la más triste de todas las cosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
>