El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

17.- SUI / SEGUIMIENTO

 

seguimiento

 

Tui, Lo Alegre
Chen, Lo que Despierta, Trueno.
La alegría en movimiento llama a seguirla. Lo Aleg­re es la hija menor, en tanto que Lo Excitante (Lo despierto) es el hijo mayor. Un hombre viejo muestra respeto por una muchacha joven. Esto la impulsa a seguirlo.

 

EL JUICIO:
"Séquito tiene el mayor éxito. La perseverancia rinde. Sin reproches". Para obtener un séquito primero debe saberse cómo adaptarse uno mismo. Si un hombre quiere gobernar primero debe aprender a servir y sólo por este camino podrá estar seguro de obtener el con­sentimiento satisfecho que requiere. Si trata de obtener que lo sigan por la fuerza o las intrigas, por las cons­piraciones o creando facciones invariablemente encon­trará resistencia y obstáculos. No podemos pedirle a los otros que nos sigan, sino que ellos deben venir es­pontáneamente.

 

LA IMAGEN:
"Trueno en medio del lago. La imagen del séqui­to. El hombre superior al anochecer entra para des­cansar y. recuperarse".
En el otoño la electricidad vuelve a la tierra para descansar. Corresponde al true­no en medio del lago. También incluye la idea de se­guir en el sentido de adaptarse a las exigencias de la época. El trueno en el lago indica el tiempo de la os­curidad y el descanso. El hombre superior después de cansarse en un día de actividad trata de descansar y recuperarse en la noche. Ninguna situación puede re­sultar favorable para quien no puede apartarse sin di­ficultad del error.

 

LAS LINEAS:
Nueve en la base significa: "Las normas cambian. La Perseverancia trae buena fortuna. Salir fuera en compañía Produce hazañas".
Excepcionales condicio­nes se presentan en el guía y sus seguidores cambian. Está implícita la idea de adaptación: si alguien desea dirigir a otros debe mantenerse accesible a responder a las preguntas de quienes están bajo él. Al mismo tiempo, debe tener principios firmes, lo que le permi­tirá no vacilar. Cuando estamos listos para oír las opiniones de los demás debemos asociarnos no sola­mente con gente que comparta nuestros puntos de vista o con miembros de nuestro propio partido; de­hemos salir y buscar libremente entre toda clase de gentes, amigos y enemigos. Es la única manera de con­cluir las cosas.
Seis en el segundo: "Si alguien se adhiere a un ni­ño, pierde al hombre fuerte".
En la camaradería y otras relaciones estrechas, el individuo debe elegir cuidadosamente. Lo rodean tanto buenas como malas compañías, y no puede tener ambas al mismo tiempo. Si escoge mal sus amigos pierde conexión con la gen­te cuya capacidad intelectual puede llevarlo al bien.
Seis en el tercer lugar significa: "Si uno se liga a un hombre fuerte, uno pierde un niño. Siguiendo se encuentra lo elegido. Hay que escoger uno y Perseverar".
Cuando la relación correcta con la gente distin­guida se establece se pierden algunas cosas. El hombre debe separarse de lo inferior y superficial. Pero en su corazón está satisfecho porque encontró lo que busca­ba y necesitaba para el desarrollo de su personalidad. Lo importante es permanecer firme. Debe saber lo que desea y no dejarse arrastrar por inclinaciones momen­táneas.
Nueve en él cuarto lugar: "Seguir lleva al éxito. La perseverancia acarrea contratiempos. Seguir su camino con sinceridad trae claridad. ¿Cómo Podrían reprochar­nos esto?".
Ocurre a menudo que cuando un hombre ejerce cierta esfera de influencia obtenga seguidores por su condescendencia con los inferiores. Pero quie­nes se le afilian no tienen intenciones honestas. Bus­can ventajas personales y tratan de hacerse indispensa­bles a través del halago y la obsequiosidad. Si alguien se acostumbra a tales satélites y no puede hacer na­da sin ellos, tendrá problemas. Sólo cuando un hom­bre está completamente libre de su ego y se dirige por convicción a lo que es justo y esencial, adquiere la claridad suficiente para distinguir entre las gentes, y no podrá reprocharse nada.
Nueve en el quinto lugar: "La sinceridad es buena. Buena fortuna".
Todo hombre tiene algo que sigue, algo que le sirve como estrella-guía. Aquél que sigue por convicción la bondad y la belleza se sentirá forta­lecido por estas palabras.
Nueve en la cima: "El se reúne, confirma su leal­tad y sobrepasa los límites. El rey lo lleva a la Montaña del Oeste".
Se refiere a un hombre, un sabio ilustre que siempre se mantuvo alejado del bullicio mundano. Pero aparece un seguidor que lo comprende y al que no puede alejar. Esto crea una relación eter­na entre ambos. La alegoría final corresponde a anti­guas tradiciones chinas: los gobernantes honraban a quienes los habían servido bien reservando un lugar para sepultar a sus antepasados en la Montaña del Oeste, haciéndolos de cierta manera. compartir el destino de la familia gobernante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
>