El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Quiromancia. Los Dedos, Quiromancia. Los montes de la palma de la mano

Quiromancia. Las lineas de la mano, Quiromancia- 4

El recorrido es el segundo elemento a tener en cuenta. Si la línea es recta, sin una curva pronunciada, aunque no horizontal sino ligeramente apuntando hacia abajo, indica dureza, escasa sensibilidad, realismo exacerbado, predominio de la fría lógica sobre los sentimientos, inclu­so en el campo sexual. En cambio, si la línea es curva, las anteriores características se ven suavizadas, en mayor medida cuanto más pronunciado sea el arco. Finalmente, si la línea es incierta, es decir no sigue un trazo uniforme sino más o menos o­ndulado e incluso discontinuo, señala dependencia de las opiniones de los demás y carencia de personalidad propia.

La longitud de la línea de la cabeza es otro dato interesante, y está directamente relacionado con la calidad y la intensidad de la inteligencia. Una línea de la cabeza corta, que no supere el monte de Saturno (dedo medio), es indicio de una inteligencia débil o limitada a unos aspectos muy determinados de su vida o sus intereses. Una línea de la cabeza de longitud media, que llegue hasta el monte de Apolo o el Sol (dedo anular), es el caso más frecuente, y refleja una inteligencia de tipo medio, capaz de comprender los problemas de los demás pero siempre pasándolos por el tamiz de sus propias evaluaciones e intereses; si la línea, además, es recta, señala una aptitud especial para los negocios: el auténtico «tiburón». Una línea de la cabeza larga, finalmente, que rebase el monte de Apolo y lle­gue incluso hasta el otro borde de la mano, muestra una inteligencia profunda, intuitiva y comprensiva, que tendrá éxito o no en la vida; y esto es importante analizarlo, según lo que reflejen los demás datos de la mano.

La orientación, en la línea de la cabeza, es también un elemento importante de análisis. Independientemente de su mayor o menor curvatura, a la que nos hemos referido antes, hay que tener en cuenta su inclinación. Si la línea de la cabeza sigue un trazado horizontal, la inteligen­cia de la persona se revela como eminentemente práctica, no brillante, pero si racional. Si se orienta hacia arriba, sin alcanzar la línea del corazón pero acercándose a ella, refleja una mentalidad fría y calculadora, que prescinde por com­pleto de los sentimientos ajenos. En cambio, si se orienta hacia abajo, indica la intromisión de una cierta fantasía en la racionalidad. Si la línea es recta, la razón prevalecerá casi siempre, aun­que no podrá ahogar por completo la imaginación; si la línea es curva, el elemento imagi­nación puede conducir a altas cotas de creatividad, que pueden llegar incluso a la genialidad.

En cuanto a su terminación, la línea de la cabeza ofrece distintas variantes. Cuando termina limpiamente, indica concentración y en muchas ocasiones introversión. Si, por el contrario, se difumina en su extremo, refleja insatisfacciones que afectan la actitud, y que pueden ser tanto laborales como afectivas, o incluso enfermedades o disputas. Cuando la línea del corazón se bifurca en su final, cosa bastante frecuente, señala a personas de inteligencia no muy profunda pero sí brillante, capaces de ver el mundo tal como es o como ellos desean. Si esta bifurcación es muy amplia, el sentido anterior se invierte; la fantasía domina, y la necesidad de ver el mundo tal como uno desea impide verlo tal como es, creando una irrealidad que conduce a la con­fusión.

Otros aspectos de la línea de la cabeza ofrecen nuevos indicios de interpretación. Si es estrecha pero profunda, señala un deseo de conocer nuevas cosas, aunque muchas veces los resultados sean estériles. Si por el contrario es ancha y poco profunda, refleja al gran conversador, al hombre social, pero carente de profundidad intelectual. Una línea delgada, en cambio, indica una enorme sensibilidad y capacidad intelectual. Si esta línea delgada se desdobla, señala poca capacidad de concentración, memoria frágil e in­cluso inmadurez. Si la línea es discontinua muestra escasa capacidad intelectiva, retraso mental.

La aparición de islas en la línea de la cabeza es síntoma de agotamiento, que puede llegar a ser crónico si la isla es fina y larga. La presencia de puntos señala preocupaciones, que pueden ser pasajeras si los puntos aparecen y desaparecen. Las barras indican lo mismo que los puntos, pero con menor intensidad, a menos que sean muy pronunciadas. Los enrejados son síntoma de falta de concentración.

En algunas ocasiones, poco frecuente, la lí­nea de la cabeza se funde, totalmente o en parte, no con la línea de la vida sino con la del corazón. En estos casos señala tendencia a la violencia, pero también obcecación hacia un fin determinado, cuya meta hay que alcanzar a toda costa; este fin puede ser material, en cuyo caso no se reparara en medios, ni siquiera la violencia física, pero también puede ser espiritual, en cuyo caso puede llegar a producirse una sublimación.

Las líneas secundarias

Además de estas tres líneas fundamentales, hay en la lectura de la mano otras líneas secun­darias cuyo entramado configura nuestra palma. De entre todas ellas destaca una, que algunos autores consideran como una «línea fundamental menor»: la línea del destino 

La línea del destino es una línea problemática, ya que muchas veces no aparece y, cuando lo hace, es de una forma tan variada que muchas veces su interpretación resulta difícil. No pertenece a las líneas genéticas, sino que aparece más tarde. Tampoco hay unanimidad en su nombre, ya que se la llama también línea de la fortuna, de los hados, de Saturno. En general, sigue más o menos la línea divisoria que separa las partes externa e interna de la mano, y por ello se la considera como la que separa las partes consciente e inconsciente del individuo, lo racio­nal de lo irracional, y en consecuencia la que refleja el buen o mal uso que ha hecho una persona de los bienes que le ha dado la naturaleza.

 


siguiente

TAROT
 
GAVINETE
 
tarot y videncia
 
sms tarot
feng shui
 
horoscopo
   
     
>