El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

¿Qué Técnica Utilizaron En La Gran Pirámide?

Decía el historiador griego Herodoto en el segundo libro de sus Historias -muy posiblemente porque alguien se lo dio a entender- que el
faraón Keops obligó a sus súbditos a acarrear enormes piedras desde las canteras de Arabia, que debieron ser trasladadas en
embarcaciones por el río Nilo. ¿Poseían los egipcios naves tan enormes, capaces de desplazar un mínimo de cinco toneladas? Añadía el
griego que eran cien mil los esclavos ocupados en la construcción, mal alimentados, relevándose cada tres meses o dejando los huesos
en la arena.
Este complicado sistema de grúas, tan endebles como difíciles de manejar, ¿fue el utilizado por los antiguos egipcios para elevar los bloques que formarían los pisos?
Este complicado sistema de grúas, tan endebles como difíciles de manejar, ¿fue el utilizado por los antiguos egipcios para elevar los
bloques que formarían los pisos? 

¿Fueron Veinte Años De Esfuerzos?

Los bloques, informaron los sacerdotes a Herodoto, eran subidos por medio de rampas y cuerdas a los diversos pisos, reduciéndose en
cada ocasión el número de bloques pero aumentando al mismo tiempo la altura y creciendo, en consecuencia, la dificultad para izar las
piedras y acomodarlas en su sitio. Añadieron que costó la obra el equivalente de cuarenta toneladas de plata, pero en ningún momento
se refiere el griego en su libro a problemas tan serios como la aglomeración de los obreros, a su alimentación, a las máquinas utilizadas.
¿Sabían los sacerdotes lo que decían o inventaron todo acerca de la pirámide, puesto que era tan antigua que se había perdido el
recuerdo de los hombres que la levantaron? ¿Sucedió acaso que las primeras pirámides fueron construidas con una maquinaria perfecta
y que las siguientes resultasen más modestas, porque no se contaba ya con los aparatos del principio? ¿Se dieron cuenta los faraones de
las siguientes generaciones que no podrían realizar jamás una obra tan impresionante y que, por esta razón, se conformaron con
equivalentes de menor tamaño, como eran los obeliscos?
Un noruego aficionado a la egiptología, cuyo nombre era Olaf Tellefsen, declaró en 1971 que había descubierto el secreto egipcio para
construir la pirámide. Declaró que no utilizaron rampas para subir los bloques, porque tendrían unos dos kilómetros de longitud, como
mínimo. Todo lo hicieron por medio de palancas. ¿Acertó el noruego?
En el antiguo Egipto, la población no podía superar los cien millones de habitantes y, según afirman los arqueólogos, no poseían una
técnica avanzada, puesto que no han llegado vestigios hasta nuestros días. ¿Cómo hicieron entonces? ¿Poseían los sacerdotes un tipo
muy especial de técnica, basada en los ultrasonidos, los poderes paranormales y la antigravedad, dejada acaso en herencia por sus
maestros y que terminó por perderse?

¿Quién Dijo Que Las Piedras No Pueden Volar?

Un científico contemporáneo, el francés Jacques Weiss, decía que los bloques de piedra eran transportados por medio de la fuerza
mental y que iban a encajar perfectamente uno sobre el otro, gracias en parte a la disposición de las caras, que eran ligeramente
cóncavas o convexas, según los casos.
Maqueta que representa a obreros nivelando un bloque de piedra. ¿Cómo eran capaces de transportar tal número de bloques de piedra? ¿Acaso utilizaron medios desconocidos por nosotros como la levitación, para transportarlos por el aire?
Maqueta que representa a obreros nivelando un bloque de piedra. ¿Cómo eran capaces de transportar tal número de bloques de piedra?
¿Acaso utilizaron medios desconocidos por nosotros como la levitación, para transportarlos por el aire?
Una leyenda árabe dice que los Hijos del Nilo transportaban las piedras de las pirámides sobre papiros cubiertos de signos mágicos. Los
sacerdotes las movían a su antojo, mediante un esfuerzo de su voluntad. Es decir, que practicaban eso que los parapsicólogos llaman
ahora psicokinesis, y también telekinesis. Y de igual manera que levantaban los objetos sin que mediara contacto físico, también ellos
sabían elevarse en el aire. Es decir, que levitaban, igual que harían tantos santos católicos en sus momentos de éxtasis místico, los
ascetas de la India y algún que otro médium del siglo pasado.
Los sacerdotes egipcios ayudaban a los arquitectos por medio de unas flautas, cuyo sonido inaudible para el oído humano era capaz de
mover las piedras. Parece absurdo, a simple vista, que un simple sonido pueda desplazar objetos. Sin embargo, nadie se sorprende al ver
que las ondas sonoras emitidas por un jet alcancen a cambiar de lugar los objetos de una casa vecina.
Pero, de ser cierto cuanto se dijo acerca de los sonidos capaces de mover las piedras y de la levitación de las piedras por personas
debidamente entrenadas, queda pendiente de contestar una sencilla pregunta: ¿de qué medios se valían los constructores para dar a los
bloques de piedra la forma exacta requerida para que encajasen perfectamente, sin dejar rendijas?

¿Existe Una Pasta Para Ablandar Las Piedras?

El ser humano es tan vanidoso, tan seguro de su superioridad -en especial los científicos apegados al dogma- que se niega a creer en
todo lo que vaya en contra de lo que aprendió en los libros o en la universidad. Está convencido de que nada existe en el mundo fuera de
lo que conoce y que todo fue inventado ya.
Pero hace unos años, un investigador norteamericano declaró que al hombre le hace falta mucho por aprender, siquiera en ciertos
terrenos. Y aportó pruebas al respecto. Decía Hyatt Verrill que en la Gran Pirámide, al igual que en las construcciones, incaicas y
preincaicas, se utilizó una técnica desconocida por los actuales arquitectos e ingenieros civiles: trabajaban los obreros la piedra no con
el cincel, sino con una pasta obtenida a partir de cierta planta sólo conocida por los indios, que ablanda la piedra y la vuelve maleable
durante un corto tiempo.Coronel Percy H. Fawcett. Este aventurero pudo presenciar cómo mediante un líquido, elaborado por los indígenas peruanos, la piedra se ablandaba como si fuera barro, recobrando unos instantes más tardes su dureza habitual. ¿Pudo ser ésta la técnica utilizada por los egipcios para crear los bloques de piedra en sus construcciones?
Este mismo descubrimiento había sido realizado por el coronel P.H. Fawcett, quien antes de desaparecer
misteriosamente en 1925 en las selvas brasileñas presenció algo increíble a corta distancia de los montes
peruanos. Cerca del cerro de Paseo, un geólogo norteamericano había hallado un recipiente
herméticamente cerrado, con forma de cabeza humana. En el Perú antiguo utilizaban la huaca para
conservar líquidos, granos y oro en polvo.
El geólogo pidió a un obrero indígena que abriese el recipiente, para conocer su contenido. El hombre no
sólo se negó a obedecer, sino que arrebató la huaca de manos del hombre blanco y la estrelló contra el
suelo y huyó a toda prisa. Al inclinarse para recoger los fragmentos de la huaca vio con gran asombro que
la piedra sobre la cual se derramó el líquido se ablandaba como si fuera de barro. Unos minutos más tarde
recobraba su dureza habitual.
Así se expresó el explorador Fawcett y en apoyo de sus palabras están las piedras que se conservan en el
Museo de Cochabamba, Bolivia, en las cuales hay impresas unas manos. Un sacerdote peruano, el padre
Jorge Lira
, informaría por su parte en junio de 1967 que los incas conocían el secreto de una planta cuyo
jugo ablandaba las piedras más duras.
¿Fue utilizando una planta semejante a la peruana que los constructores de la Gran Pirámide acomodaron
los bloques para lograr un perfecto ensamblaje? Y de ser así, ¿quedaría demostrado que los incas
aprendieron el secreto de los egipcios, o se trata de una pura coincidencia?

 

 

<SIGUIENTE>
 
>